El crecimiento económico responde al trabajo que realizan los individuos para alcanzar mejores niveles de vida, lo cual dependerá de las posibilidades y oportunidades que aquéllos tengan para traducir sus esfuerzos en logros. En una sociedad donde la movilidad social es reducida, los incentivos que promueven el crecimiento dejan de operar, por lo que es necesario reconstruir los puentes para el logro de una estructura social más dinámica. El principal instrumento que tiene una sociedad para lograr este objetivo es su capital humano; por ello, la inversión en educación se constituye en el pasaporte hacia el desarrollo.

Publicado: 2006-10-01

Número completo